Martindelajota¡¡¡

Your awesome Tagline

0 notes

"El rapto de la Gioconda"

La Gioconda desapareció del Museo de Louvre el 21 de agosto de 1911. El periódico satírico Papitu dedicó su portada a este suceso. En el dibujo del humorista Jacob, la Gioconda, que no pierde su sonrisa, es raptada por un oficial alemán. Quedan así reflejadas las tensiones franco-alemanas de la época. En realidad, las primeras investigaciones apuntaban hacia otras direcciones. Guillaume Apollinaire, poeta francés, fue acusado de ser el inductor del robo y llegó a ser detenido. Dos años más tarde, en diciembre de 1913, la Gioconda fue recuperada en Florencia y el autor del secuestro, el pintor Viscenzo Pemgie, manifestó que sólo había devuelto la obra de Leonardo da Vinci a la ciudad que la vio nacer, se trataba, según su versión, de una restitución patriótica y no de un robo con ánimo de lucro.

1 note

Te decidiste por un 16 Chinaski ¿Qué tienen los dieciséis que no le hallemos a otro día? Puede este ser un día particular para nosotros, pero no para ti viejo holgazán; tu festejabas a diario los triunfos que escribirías.

Te decidiste por un 16 Chinaski ¿Qué tienen los dieciséis que no le hallemos a otro día? Puede este ser un día particular para nosotros, pero no para ti viejo holgazán; tu festejabas a diario los triunfos que escribirías.

0 notes

Y al igual que cuando nos creemos perdidos y sin rumbo fijo, así también nuestra vida toma movimientos en apariencia indeterminados, pero que, en el fondo, una voluntad desconocida para nosotros nos conduce hacia los lugares en que nos encontraremos con personas o cosas fundamentales para nuestra existencia. 
Ernesto Sabato.

Y al igual que cuando nos creemos perdidos y sin rumbo fijo, así también nuestra vida toma movimientos en apariencia indeterminados, pero que, en el fondo, una voluntad desconocida para nosotros nos conduce hacia los lugares en que nos encontraremos con personas o cosas fundamentales para nuestra existencia.
Ernesto Sabato.

0 notes

Pienso y respondo como si la pregunta me albergara, como si constituyera un testamento a la memoria de mis ironías. Pero no hay palabra que no se atore y acudo a otra pluma que se presenta más sana: Camus tenía razón al decir que > y de valor se arman los corazones sea el camino que fuese, salvaguardando el desencanto con que puedan tropezar.

0 notes

Júpiteri-Ana !!!

Antes que nada, ya de mañana Ana, sobre un conglomerado de venas que no cavan nada, o que pelean su sitio de aire puro para cada mitad del cuerpo enmudecido. Antes que la sangre fluya y le de a mi recóndito oxígeno el determinado vaho de esta piel que ya la siente y que emite el no endeble gemido de hallarse lejos de su vista.
Escucho Ana la risotada pesarosa de este puente que a veces no termina, sobre él le veo caminar y su tránsito me regocija el día.
Porque no decir entonces antes que esto o lo otro, que un común de cosas se empeñan en reincidir de la manera noble que sugiere su presencia, presencia en todo caso que no omite lealtad a las purísimas razones de no abandonar el curso.
Oprobio sería acostarme un día y sepultar las palabras que ya le pertenecían. Junto a mi puerta Ana hay un cómodo hilo de luz que quiere encontrar dirección y se apetece soñoliento sin más señales que las que pueda usted traerle bajo su manto. Manto que gira sobre su eje a las mil velocidades de un estrepitoso llegar. Destilando a su paso un brillo de celosos satélites que equidistan entre su mirar y el mío. Y me circunda a cada momento esa gloriosa mancha roja que son sus labios, y me recuerda a las mejores tormentas de antaño.
Y me recubre con sus nubes, y ya no hay atmósfera conocida, y ya no hay turbulencias prolongadas.

Martindelajota !!!

4 notes

Son siempre cataclismos del cosmos las grandes angustias de nuestra alma. Cuando nos llegan, en torno a nosotros se extravía el sol y se perturban las estrellas. En toda alma que siente llega el día en que el Destino representa en ella un apocalipsis de angustia —un volcarse de los cielos y de los mundos sobre su desconsuelo.
Sentirse superior y verse tratado por el Destino como inferior a los ínfimos —quién puede vanagloriarse de ser hombre en tal situación. Si un día pudiese yo adquirir un rasgo tan grande de expresión que concentrase todo el arte en mí, escribiría una apoteosis del sueño. No sé de un placer mayor en toda mi vida que el placer de dormir. El apagamiento integral de la vida y del alma, el alejamiento completo de todo cuanto es seres y gente, el no tener pasado ni futuro
Fernando Pessoa (via icarofaeton)

"Son siempre cataclismos del cosmos las grandes angustias de nuestra alma"